Bálsamo reparador en Poblenou del Delta

slider-02Un viernes de febrero, en el pico del invierno, llegando al punto de pensar que llevamos demasiados dias trabajando seguido… que llueve los fines de semana, que todavía falta mucho para que llegue el pequeño descanso de la Semana Santa y que nos alegre la simple expectativa de que la primavera ya está muy cerca… Cuán resistentes somos los humanos, cuánto nos exigimos, que poco pedimos. Ahora, justamente ahora, que nos encontramos en la mitad del recorrido, es cuando nuestro cuerpo y nuestro ánimo agradecería profundamente el bálsamo nutridor y reparador de Marjal. La estancia en un hotel confortable, cómodo, cálido, amable, que nos colma de atenciones y rayos de luz, de silencio y pájaros. Un par de paseos por la orilla de la laguna, con una cámara fotográfic a a punto para captar la belleza de la luz del delta. No os la perdáis, es preciosa.

Tweet about this on TwitterShare on FacebookShare on Google+Share on LinkedInEmail this to someone

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *